Antes de juzgar mi vida o mi carácter...ponte mis zapatos, recorre el camino que he recorrido, vive mis penas, mis dudas, mis carcajadas...!!! Recorre los años que he recorrido y tropieza ahí donde tropecé y levántate así como yo lo he hecho...!!! Cada cual tiene su propia historia y entonces ahí podrás juzgarme!!!
Patricia Elena Vilas, poeta de la República Argentina

lunes, 11 de agosto de 2014

TU RESPUESTA ( EPÍLOGO)

Tu respuesta


Estos días azules y este sol de la infancia.

Antonio Machado



Ahora que no estoy
ahora que no me tienes
ha crecido un lirio malva
de llanto sobre tu vida

un día me alejé
como golpe de mar embravecido
de silencio ardiente

dónde tu voz
dónde tus manos
dónde tus ojos

tus ojos
hijo
tus ojos

mi vida es ya recuerdo
un manto de tristeza
mis ojos tan cansados
por el cielo navegan

aquí mi último canto

hijo mío

en manos
de esta última luna virgen
caminando a solas
con tu nombre en mis labios
abandonado en una mimbre
ebria de llanto esplendente
esperando que vuelvas
pálido o malva o fresco

hijo

ahora te pareceré
una oquedad de este cielo
un recuerdo lejano
un clamor batido a impulsos
por las ausencias
un grito supremo
atravesado por la sangre
un aullido incluso
un hombre errante
alto en ausencias
oreado al clamor
de nuestra luna bermeja

un hombre a la deriva

soñador
solitario
dormido a la luz malva
de mis ojos
de mis ojos

aunque te cueste aceptarlo
el mar de lágrimas que te habita
es el comienzo de mi partida definitiva

Et in Arcadia ego


ha pasado mucho tiempo

he dejado

de verte crecer jugando a tus aires
de verte llorar 
de verte reír o enfurecido
de esperarte cada mañana
de contemplarte en tus paseos por el patio
de ver cómo tus disfraces te hacían transfigurarte
de oír una vez y otra tus historias
de subir juntos al cinamomo de la huerta
de nuestras conversaciones interminables
sin hora para finalizarlas
de sentir tu cárdeno latido que nunca languidece
de nuestras vueltas y vueltas por las calles y las plazas
de contemplarte tantas horas escribiendo tus poemas

no puedo hablarte
ni abrazarte
ni besarte
acurrucarte tampoco
como cuando me lo pedías sin palabras
instalado en mis silencios
ni soñar el alba de todos tus cantos

 Et in Arcadia ego
 Et in Arcadia ego

he estado a tu lado siempre
en todo tiempo y lugar
durante tantos años
siempre lo estaré

Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego

estoy orgulloso
de haberte conocido
de que hayas sido mío
pero no dejes de ser tú mismo

hijo

mi querido hijo
mi querido amigo

aire de mi vida
fuente inagotable de mi alegría

Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego

supe que el alma existe
girando
ascendiendo
enloqueciendo hasta fundirse
en llamaradas de música
de viento de aire

aire
hijo
hijo
aire

hijo Corazón de León
hijo Corazón de León

luz que tus ojos desbordan
eco perenne de mis pasos
asidero ante el dolor del mundo
pleno mar virgen del cariño
del buen corazón
sí del buen corazón

porque eres
todo corazón
corazón puro

Corazón de León
Corazón de León

estoy orgulloso de ti
agradecido por haber
llenado con tu aire
mi vida de náufrago

hijo

te besaría
te amo

Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego

hijo
hijo mío

me has hecho persona feliz
hasta el final de mis días

hijo

hijo Corazón de León
hijo Corazón de León

eres un hombre bueno
maravilloso
te conozco bien
sé la grandeza
y la nobleza
que en ti habitan
te he tenido
siempre presente
tú significas mis respuestas

¡Ayúdame!
¡Ven!
¡Quédate!
¡No me dejes!
¡Necesito estar contigo!
¡Dame la mano!
¡Escúchame!

¿Te espero?

Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego

hijo

hijo Corazón de León
hijo Corazón de León.


en ti he conocido el amor
siempre estaré a tu lado
con el corazón abierto
con mi luz encendida
abiertos mis brazos
dispuestos mis ojos en los tuyos

hijo

niño de los ojos perdidos

tus ojos

hijo

tus ojos tan cansados

hijo

todos los días esperaba tus brazos
sin inflexión de tiempo o lugar

hijo

Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego


hijo

hijo Corazón de León
hijo Corazón de León

¿dónde estás?

¿qué corazón habitas?

al mirarte en tus aires
me traes la alegría
la paz la esperanza
renuevas mi memoria


hijo

hijo Corazón de León
hijo Corazón de León

viéndote 
contemplándote
he creído en la vida
en el valor del sacrificio
vida iluminada
alma en plenitud

Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego

hijo

hijo Corazón de León
hijo Corazón de León

aquí me tienes
esperándote
amándote

ser uno mismo
ofreciendo la vida
es lo que he tratado de enseñarte

hijo

hijo Corazón de León
hijo Corazón de León

te deseo la felicidad
la paz donde quiera que te encuentres

Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego

hijo

has sido
mis ojos
mi boca
mis manos
mi corazón

llévame contigo
déjame asirme al último
rabo de nube de tu estrella

porque
si no es así
yo quiero resucitar
y no es cuestión


Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego

te fui perdiendo
lágrima a lágrima
hasta refugiarme en el silencio
peregrino de mí mismo
cabalgando en un camino errante
lejos de los vientos
ahuyentando la gran sombra

Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego

está sonando la hora
ese instante  mudo
enroscados los labios
en busca del definitivo
surco sin retorno

hijo

hijo Corazón de León
hijo Corazón de León

de tu vida múltiple
déjame un beso perdido
acércate a mis manos
espero tu llegada

Et in Arcadia ego
Et in Arcadia ego


mi último aire
la nada de las horas
los naufragios
espigas de emociones abiertas
que turben el hastío


la nada
la nada
la nada

la vida
la vida
la vida

hijo mío
verso mío
mundo verbal de mi alma
impulso primero de mis presencias
sesgo liberador de mis troncos viejos
pábilo de mis horas de ti vibrantes

en soledad encendida
a la espera
al regreso
ahora vivo

hermosa la memoria
y el olvido

hijo

¡el olvido!

hijo Corazón de León
hijo Corazón de León

Et in Arcadia ego.
           



En ti vivió la muerte y murió la muerte.








Ciudad Norte, 25 de mayo de 2014,